jueves, 18 de diciembre de 2008

Astenia privameral

Cansado de ver como las olas borran las huellas de mis pasos sin dejar rastro alguno de mí.
Esperando una mirada que quiera acompañarme a disfrutar del horizonte, sin miedo a perderse en su eternidad.
Nada parece confortarte más que la solitaria mirada de un viejo clochard, con miles de historias que contar tras litros de whisky en fríos rincones de la ciudad.
Miras al agua, ésta no refleja nada de lo que en un tiempo, no muy lejano, o quizás sí; te hizo cambiar las facciones de tu rostro. Piensas que no te queda nada por lo que seguir adelante pero, en el fondo, sabes que no es cierto, cosas que nunca alcanzaste pueden hacerse realidad pero la frustración de no conseguirlas a corto plazo te hace desistir de tus intenciones.
Mientras caminas por la fría arena mojada por el mar, intentas imaginar tus pasos difuminados por el agua… mejor no mires atrás o te desilusionarás con la imagen que puedas encontrar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario