jueves, 18 de diciembre de 2008

Última invitación

Las últimas luces caen
sobre el frío asfalto
de la ciudad.
La niebla
comienza
a peinar los bancos
donde residen
las más oscuras historias,
borrando
el recuerdo moribundo
que algún triste arlequín
abandonó a su suerte.
El agua de la fuente
comienza a pararse
para reflejar
el inicio de
una nueva luna
cansada de
falsas promesas y
consumismo.
Verborrea barata
se acumula en las esquinas
de la gran avenida,
aturullada por
el ruido de los coches,
demacrada
por el paso
del tiempo.
La luna golpea
tu ventana,
atravesándola con
gran violencia,
aceptando tu absurda invitación.
Da igual,
el tiempo se acabó.
Abandonas
tu guarida
para perderte
en los densos brazos
de una medianoche
arropada por la niebla.

1 comentario:

  1. Eres otro magnifico artista.
    Doy gracias de tenerte como amigo y como escritor.
    No cambies colchita

    ResponderEliminar